La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, preside el acto de entrega de la XXI edición de los Premios Fundación Círculo de Economía 2012

Los Premios al Patrocinio y Mecenazgo Empresarial 2012 distinguen a Fundación Barrié, Fundación Seur, Indra, Mutua Madrileña y Telefónica en un acto en la Sala del Real Patronato de la Biblioteca Nacional, en Madrid.

Hoy se ha celebrado en Madrid el acto de entrega de los Premios Fundación Círculo de Economía al Patrocinio y Mecenazgo Empresarial 2012, que ha contado con el patrocinio de Banco Sabadell y ha reconocido a iniciativas emprendidas desde la Fundación Barrié -en la categoría de Patrimonio Cultural, por su programa “Catedral de Santiago de Compostela -, la Fundación Mutua Madrileña -en la de Ciencia en Acción, por su programa de ayudas a la investigación médica-, Indra -en la categoría de inclusión social, por su proyecto de cátedras accesibles- la Fundación Seur- en la categoría de voluntariado corporativo, por su proyecto Tapones para una nueva vida- y Telefónica Digital España- en la categoría empleo y conocimiento, por su proyecto WAYRA.

Promovidos por la Fundación Círculo de Economía con la colaboración del Banco Sabadell, estos galardones, que se otorgan desde 1991, se han consolidado como los premios decanos y de mayor influencia en los ámbitos de la filantropía y la responsabilidad social en nuestro país.

El objetivo de estos galardones es el reconocimiento y fomento de la excelencia en el patrocinio y mecenazgo empresarial. Por su trayectoria, la variedad de las categorías premiadas, la importancia de las empresas galardonadas y la propia composición de su Jurado, estos Premios se han convertido también en unos de los más destacados dentro de su categoría en Europa.

Soraya Sáenz de Santamaría ha presidido el acto de entrega de la vigésima primera edición de estos galardones, que ha reunido a una nutrida representación de la vida política y empresarial del país.

En la Categoría PATRIMONIO CULTURAL se ha premiado el proyecto de conservación y rehabilitación de la catedral de Santiago de Compostela, presentado por la Fundación Barrié y recogido por José M. Arias Mosquera, Presidente de la Fundación Barrié. Se ha reconocidoel liderazgo de la Fundación Barrié para la restauración del Pórtico de la Gloria, obra maestra de la Catedral de Santiago, en plena colaboración con el Arzobispado de Santiago y el Cabildo de la Catedral. El Jurado ha valorado la vinculación histórica de la Fundación Barrié con la conservación y sobre todo la difusión en España y Europa del valor artístico de la Catedral de Santiago, uno de los monumentos más destacados del arte medieval europeo.

Por último se reconoce el apoyo continuo a proyectos educativos, de investigación, patrimonio y cultura en Galicia de la Fundación Barrié, una fundación patrimonial surgida en 1966 a partir de la generosidad del empresario Pedro Barrié de la Maza.

En la Categoría CIENCIA EN ACCIÓN se ha premiado la candidatura de la Fundación Mutua Madrileña por su “Programa de Ayudas a la Investigación Médica”. Recogió el premio Ignacio Garralda, Presidente de Mutua Madrileña y de su fundación. Se ha reconocido el carácter excepcional en España de un proyecto de mecenazgo empresarial de tal envergadura en investigación médica de élite y la proyección nacional de un programa consolidado en los mejores centros y hospitales de toda España. El Jurado ha destacado la importancia, en la situación actual, de contar con la iniciativa privada para fomentar la salud y consolidar el nivel alcanzado de la sanidad en nuestro país.

En la Categoría EMPLEO Y CONOCIMIENTO se ha premiado a la Telefónica por el Proyecto Wayra. Recogió el premio Luis Solana, Presidente de Wayra. Se ha reconocido la rápida implementación y envergadura del proyecto que se realiza en 11 países de Latinoamérica y Europa con más de 13.000 proyectos de innovación tecnológica recibidos en un año, su nivel de creatividad, innovación e ilusión de los emprendedores y de las start-ups seleccionadas. El Jurado ha querido destacar la participación de expertos aportando su colaboración, conocimientos y experiencias, enriqueciendo el trabajo en común y la difusión de buenas prácticas con los participantes.

En la Categoría INCLUSIÓN SOCIAL: se ha premiado el proyecto “Cátedras de Tecnologías Accesibles”, presentado por INDRA, que fue recogido por Javier Monzón, Presidente de Indra. Se ha reconocido el carácter global, abierto y gratuito del proyecto que permite la integración social de las personas con discapacidad y hacer accesible a las mismas la tecnología y a su vez el apoyo continuo de Indra a la investigación, desarrollo e innovación tecnológica en nuestro país. El Jurado ha querido destacar la dedicación considerable que hace INDRA en capital humano y financiero en temas fundamentales como la solidaridad e inclusión social en el contexto actual de la crisis.

En la categoría “PABLO DURÁN THORNBERG” (voluntariado corporativo): se ha premiado a la Fundación Seur por su proyecto “Tapones para una nueva vida”, que fue recogido por Ramón Mayo, Presidente de Seur. Se ha reconocido el carácter ingenioso que permite, a través del reciclaje de tapones de plástico, costear intervenciones quirúrgicas o tratamientos especiales a niños en estado de necesidad. Por otra parte, se pone en valor la sostenibilidad y simplicidad del concepto de la cadena solidaria que ha permitido reciclar más de 1.300 toneladas de tapones. El Jurado ha querido destacar la alta participación voluntaria y desinteresada de toda la sociedad española (colegios, medios de comunicación, asociaciones de vecinos, clubes deportivos, residencias, fuerzas de seguridad del estado etc.) y de los trabajadores de Seur.

Carlos Cuatrecasas, Presidente de la Fundación Círculo de Economía, en su discurso afirmó con rotundidad que la colaboración pública y privada en materia de patrocinio y mecenazgo antes conveniente es ahora necesaria, indispensable e insustituible y que, por tanto, debería reforzarse la complicidad pública y privada para favorecer la participación del sector privado en las esferas del patrocinio y del mecenazgo. Pero lamentablemente, un diagnóstico tan claro no ha sido completado con la adecuada terapéutica, y la Administración Pública sigue sin dar la respuesta esperada a las propuestas que han sido puestas sobre la mesa por el sector privado y que ayudarían a la reversión de la complicada situación actual.