Robert Musil y El hombre sin atributos

Robert Musil nació en Klagenfurt, Austria, en 1880, hijo de una familia de la burguesía aristócrata austríaca. A los 10 años entró en una escuela de cadetes y posteriormente en la academia militar. No terminó sus estudios pues decidió adentrarse en el mundo de la matemática que finalmente le llevaría a licenciarse en ingeniería. Amplió luego sus estudios en Berlín, donde en 1908 se doctoró en psicología experimental.

Enseñó ingeniería mientras escribía su primera novela, Las tribulaciones del joven Törless (1906), una descripción de la vida de unos adolescentes en un colegio militar. El éxito de esta obra le animó a dejar la enseñanza y a compaginar su trabajo como bibliotecario y editor de la revista Die neue Rundschau con la escritura de dos novelas.

Musil sirvió en el ejército imperial durante la Primera Guerra Mundial y después fue funcionario civil en la nueva República de Austria, entre 1919 y 1922, antes de dedicarse enteramente a escribir.

El éxito alcanzado por Musil en la década de 1920 con sus obras de teatro y sátiras no duró. Su situación económica se agravó cuando empezó a dedicar más tiempo a su monumental novela El hombre sin atributos, un análisis intelectual, cultural y social del Imperio de los Habsburgo. Musil vivió en Berlín y en Viena, pero cuando los nazis entraron en Viena en 1938, Musil y su esposa Martha, que era judía, huyeron a Suiza. Musil pasó allí sus últimos años en la más cruda pobreza. Murió en Ginebra el 15 de abril 1942.

En El hombre sin atributos (1930–1943), Musil examina y analiza la gran crisis espiritual de su época y la descomposición del Imperio Austro-húngaro.