“Seis meses que condujeron al rescate”

¿Qué pasó en esos primeros meses de gobierno de Rajoy para que las cosas se pusiesen tan mal para España, cuando parecía imposible ir a peor? Ésta es la pregunta a la que da respuesta Jordi Sevilla en este libro para entender la crisis que, poco a poco, vamos dejando atrás. En Noviembre de 2011 el PP gana las elecciones por mayoría absoluta y Rajoy confía en que su victoria devolverá la confianza a los mercados. Seis meses después, la prima de riesgo se dispara hasta triplicarse. España vive su peor pesadilla económica en décadas y la troika impone a nuestro país duros recortes y un rescate para las entidades financieras.

Presentación del libro en el Círculo de Economía

El Círculo de Economía organizó, el pasado día 28 de enero de 2015, el acto con motivo de la presentación del libro “Seis meses que condujeron al rescate”, con la participación de su autor, Jordi Sevilla, y de Miquel Iceta, Primer Secretario del PSC.

"Seis meses que condujeron al rescate"

Noviembre 2011-Mayo 2012. Éste es el periodo que Jordi Sevilla, el que fuera ministro de Administraciones Públicas en el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero entre 2004 y 2007, analiza en su libro “Seis meses que condujeron al rescate”. Pocas dudas caben de la complejidad del momento en que Mariano Rajoy asumió la presidencia del gobierno, en plena crisis económica, con una gran desconfianza de los mercados internacionales hacia la economía española y la necesidad de refinanciar la deuda externa. En el primer medio año que transcurrió desde la victoria del PP por mayoría absoluta, la economía española se enfrentó a uno de sus peores momentos, la prima de riesgo de la deuda se había casi triplicado y las autoridades comunitarias imponían un rescate, si bien acotado al sector financiero.

Portada del llibre de Jordi Sevilla

¿Qué fue lo que sucedió en esos seis primeros meses de gobierno de Rajoy? Las respuestas las encontramos en el libro de Jordi Sevilla, que se presentará en el Círculo de Economía el próximo 28 de enero. En palabras del propio autor “hemos salido de la recesión, aunque todavía no de la crisis. Es mucho lo que queda por hacer. Pero conviene aprender de los errores, aunque sea para no repetirlos. Porque los errores de los gobernantes se traducen en sufrimiento y sacrificio para los ciudadanos. Y en circunstancia como éstas, gobernar con la única brújula del interés de partido es gobernar mal. Y los ciudadanos tienen derecho a un buen gobierno. Porque los malos gobiernos pueden perder, o no, las elecciones. Pero causan destrozos permanentes en las vidas, las expectativas y las esperanzas de la gente.”