Vídeo de la conferencia de Carles Capdevila sobre “1984” de George Orwell

Carles Capdevila centró su conferencia en una entrevista que le había hecho a Frédéric
Gros en que le preguntaba:

“Intentar preservar nuestra intimidad y privacidad también es una desobediencia?

Sí, una de las claves del mundo contemporáneo, de lo que vendrá, será justamente saber
si de nuestra intimidad podemos hacer un derecho político. Si podemos hacer un derecho
político del olvido y el anonimato. Con las herramientas digitales dejas unas huellas
que están almacenadas en unos discos duros que no tienen una duración de vida limitada.
El peligro es que se constituya una memoria de nuestros actos fuera de nosotros mismos
y que ya no nos pertenezca. El problema de las huellas digitales es que se pueden utilizar
constantemente y son una fuente de riqueza muy importante. Para las empresas, saber lo que
quieres comprar, los rastros que dejamos con la tarjeta, es básico. Nosotros producimos
una riqueza con este rastro que dejamos, que es explotada por otros. Más allá de eso,
producimos imágenes y palabras de nosotros mismos que están encerradas en otro lugar, y,
por tanto, uno de los problemas será definir los derechos políticos, a partir de este
nuevo dispositivo digital”.