Vídeo de la sesión con la familia Sumarroca

“¿Para qué sirve el tronco de un árbol?”. Esta pregunta formulada al auditorio por parte de Carles Sumarroca Coixet resume el eje de su visión empresarial: la curiosidad, el preguntarse “¿por qué no hacerlo?”, el rehuir las rutinas, el riesgo. El riesgo, la capacidad de asumirlo. “La empresa es riesgo. Y si no hay riesgo no hay ninguna justificación del beneficio”.

Por su parte Carles Sumarroca Claverol reafirma estas líneas maestras: Agromillora es un referente mundial en su especialidad, una empresa que se reinventa, que huye de la actitud acomodaticia y que ha tejido una importante red de relación con el mundo científico, académico y de investigación, transformándose en un instrumento de transferencia de tecnología desde la academia hasta la producción efectiva. Con la innovación como prioridad, Agromillora se ha convertido, desde Sant Sadurní d’Anoia, en un campeón global: “No es nuestra dimensión sino el haber estado en la punta de lanza de la innovación de un aspecto concreto lo que nos ha convertido en un referente”