Vídeo de la Sesión “El futuro de Europa”

El Presidente del Círculo de Economía quiso celebrar un hecho tan relevante para cualquier Entidad como la Cámara de Comercio Alemana en España como es su Centenario. Por ello, su agradecimiento a la Cámara y, en especial, a su Presidenta y amiga del Círculo, Rosa García, por habernos brindado la posibilidad de organizar conjuntamente esta Sesión sobre “El futuro de la Unión Europea”.

También su agradecimiento al Embajador Tempel, a quien confiamos ver en las próximas semanas ocupando nuestra tribuna para acercarnos al nuevo escenario político que se abre en Alemania, tras las elecciones que acaban de pasar.

El debate acerca del futuro de la Unión Europea resulta especialmente oportuno, y éste será uno de los principales ejes de actuación del Círculo en este nuevo curso académico que iniciamos estos días. Y es que la salida de la crisis abre una nueva etapa que debemos aprovechar para avanzar en la consolidación del proyecto europeo. Sin embargo, pese a esa mejora económica, el reto resulta enorme pues en los próximos tiempos, debemos enfrentarnos al Brexit, a la vez que reforzar la zona euro, sin que ello represente una quiebra insalvable entre los países miembros de dicha zona y el resto de socios. En una Unión en la que estamos descubriendo cómo la fractura Este-Oeste puede resultar mucho más profunda que la tradicional Norte-Sur y obligados a responder a la creciente exigencia ciudadana por recuperar la agenda social europea y, a su vez, hacer frente a la consolidación de movimientos antieuropeos y xenófobos. En este sentido, las recientes elecciones en Alemania, Holanda y Francia nos han dado un respiro, pero la amenaza persiste muy activa.

Para abordar algunas de estas cuestiones organizamos conjuntamente la Sesión sobre El futuro de Europa.

Más allá del acto puntual de este Centenario, agradecer al empresariado alemán su extraordinaria contribución al progreso de nuestra economía. A lo largo de este siglo han sido muchas las compañías alemanas que se han instalado y arraigado entre nosotros. Algunas de ellas de las hoy más relevantes del país. Asimismo, aprovechar la presencia del Embajador para, también mirando atrás, reconocer la  contribución alemana a nuestra transición política y a la consolidación de la democracia en la década de los 70. Desde España, no reconocemos como se merece esa contribución que resultó tan fundamental. Sería injusto que quedara en el olvido.