Vídeo de la sesión “El euro y sus debilidades”

La crisis de Lehman Brothers afectó especialmente a la zona euro. Según Jeromin Zettelmeyer, Senior Fellow en el Peterson Institute for International Economics  y ponente de la sesión dedicada a “El euro y sus debilidades”, dentro del ciclo ”10 años de la caída de Lehman Brothers”, la crisis consistió entre otras cosas en una fuga de capital de la periferia (Grecia, Irlanda, Portugal, España) al centro (Alemania), con la ventaja, estando integrados en la UEM, de no requerir reservas internacionales, pero con el agravante de la pérdida del papel de los bancos centrales nacionales como “protector de último recurso”. De esta manera, los conflictos de interés entre países deudores y acreedores dentro de la zona euro ha complicado y todavía complica la solución a la crisis de deuda. Con todo y eso, continúa Zettelmeyer, tras la crisis ha habido éxitos importantes: disminución de la prima de riesgo, reducción de la deuda privada y fortalecimiento del sistema bancario, en parte por una respuesta a la crisis basada, como señala Teresa Garcia-Milà, Directora de la Barcelona Graduate School of Economics, en una mayor flexibilidad de la economía y una política monetaria única. Por su parte Núria Mas, Profesora en IESE, asegura que el avance hacia una cierta integración fiscal puede estar más cerca de lo que parece, teniendo en cuenta lo que se ha hecho en poco tiempo y en cómo se ha avanzado a la hora de tomar medidas importantes, con unas reformas estructurales que son fundamentales para que la zona euro avance hacia la unión fiscal. Pero advierte José Manuel González-Páramo, Consejero Ejecutivo de BBVA: “Europa no estaba bien preparada para una crisis como la sufrida. En lo único que sí lo estábamos fue en el pegamento político que hizo que el euro no saltara por los aires. Debemos tomar nuestras decisiones cuando no haya una crisis de por medio o nos dejaremos continuamente jirones de apoyo en el camino, y el proyecto europeo irá perdiendo legitimidad”.