Vídeo de la sesión “La economía española y sus desequilibrios”, con José Luis Escrivá

José Luis Escrivá, Presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, abre la sesión sobre “La economía española y sus desequilibrios”, dentro del ciclo “10 años de la caída de Lehman Brothers”, con un análisis pormenorizado de los puntos a favor de nuestra economía (corrección del desequilibrio exterior, estructura de financiación más sana, cambios en la estructura productiva, convergencia con Europa en precios y salarios…) pero, sobre todo, con una relación exhaustiva de las debilidades: una política fiscal que tiene un efecto redistributivo inferior a la de países de nuestro entorno; la necesidad de una visión integral de las finanzas públicas y de analizar los subsectores, los desequilibrios de financiación entre ellos y la distribución de competencias desde una perspectiva global; la obligación de corregir las debilidades estructurales: alta tasa de desempleo, desequilibrio en el ámbito fiscal, ampliación de la desigualdad, entre otras. Y la mesa redonda posterior, con la presencia de Antón Costas, Presidente de la Fundación Cercle d’Economia, Enric Fernández, Director Corporativo de Planificación Estratégica y Estudios de CaixaBank, Eva Valle, Exdirectora de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno y David Vegara, Profesor asociado del Departamento de Economía, Finanzas y Contabilidad de ESADE, moderados por Josep Oliver, Codirector de EuropeG, profundiza en estas cuestiones y pone de relieve la preocupación por el desequilibrio exterior, con una crisis que ha sido una crisis de balanza de pagos; la recuperación del nivel de PIB y de 3/4 partes del empleo previo a la crisis que no pueden esconder secuelas importantes como la deuda pública y el paro estructural; los desequilibrios de carácter financiero y en la competitividad que han caracterizado nuestra economía; o la poca equidad de los ajustes en el mercado laboral, sufridos básicamente por jóvenes o por aquellos que tienen un contrato laboral de poca antigüedad. Y una valoración de Antón Costas en la que todos están de acuerdo: la bondad de las reformas y las políticas debe valorarse tanto en términos de eficiencia como de impacto sobre la desigualdad. Una reforma y una política que perjudiquen a aquellos que lo están pasando mal es una mala reforma y una mala política. Porque, en definitiva, una sociedad más equitativa produce una economía mejor.