Vídeo de la sesión “La Constitución a debate” con Miquel Roca Junyent

“’Menos’ no existe políticamente hablando. Y la Constitución no será modificada con menos. No se puede modificar en un sentido restrictivo”. Después de la sesión “El modelo territorial a debate”, que reunió a los autores del documento “Ideas para una reforma de la Constitución “, la sesión “La Constitución a debate”, a cargo de Miquel Roca Junyent, profundiza en los aspectos fundamentales de la problemática constitucional y de su posible reforma. Y lo hace recordando sus días como ponente de la Constitución del 78 ( “Respecto al ‘café para todos’ tengo que decir que me siento totalmente incapaz de negar a nadie el derecho que yo reclamo para mí”) y recalcando que “descentralizar un Estado no es fácil. El establecimiento de una Alemania federal, por ejemplo, se realizó gracias a los tanques americanos. En este caso descentralizar era debilitar. Aquí se hizo sin tanques y sin experiencia” o incidiendo en la “extraordinaria transformación que el país ha vivido durante estos 40 años. Lamento que se quiera negar el pasado y esta transformación. Esto nos quita el orgullo de haber tenido la capacidad para hacer cosas, antes y ahora”, pero asumiendo, también, que “ha habido una evolución social que justifica la interpretación de la Constitución. El debate doctrinal sobre su flexibilidad o su rigidez está abierto. Para mí su flexibilidad es una garantía”. Y, sin dejar de mencionar la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 sobre el Estatuto (“un grave error. No se puede revisar lo que ya ha sido ratificado por el pueblo en referéndum. El pueblo cierra”), advierte: “Lo que se hizo con consenso es muy difícil de romper o sustituir sin consenso. La mejor expresión de una voluntad de pacto es una Constitución. Es el pacto por excelencia. Pero si no hay pacto interno es muy difícil que pueda haber pacto externo”. Y concluye: “No somos tantos como para tener que renunciar a poder entendernos”.