Vídeo de la sesión “Más allá de la justicia, estrategias empresariales para la igualdad”

Tenemos que conseguir que la igualdad de género no sea sólo un tema de las mujeres, sino un reto compartido, un objetivo de todos. Estamos presenciando el surgimiento de un machismo de orgullo herido. El androcentrismo es la lógica que justifica el machismo y la universaliza.

La sesión del ciclo “Persona y empresa” titulada “Más allá de la justicia, estrategias empresariales para la igualdad”, con Sara Berbel, Xavier M. Celorrio, Estrella Montolío y Jordi Alberich, es fuente inagotable de conceptos claros y cortantes sobre la igualdad de género.

Debemos tener prisa, el paso del tiempo no nos conducirá a la igualdad. La voluntariedad de las empresas no funciona, sólo los países que han puesto cuotas han logrado algún objetivo. Debemos romper prejuicios y superar estereotipos. Es evidente que hay sesgos sobre comunicación y género, si una mujer adopta los mismos rasgos comunicativos que se consideran positivos en un hombre, estos rasgos se convierten negativos. Hay que desactivar el género como fuente de poder. Un 40% de mujeres renuncian a ser empresarias o directivas por imposibilidad de conciliar vida laboral / familiar o bien por incomodidad con la cultura organizativa. Cuando hay mujeres en los consejos de dirección las empresas mejoran, y cuando se implementan políticas de igualdad, todavía mejoran más, las estadísticas y los estudios así lo indican. Así que, como indica Elisenda Vallejo, periodista mencionada durante la sesión, si la paridad les parece un problema secundario, háganlo por el PIB.